Volver atrás

Preparación

  • 1 Separamos una parte de las almendras, nueces y maníes. Picamos muy fino y empastamos con el dulce.
  • 2 Preparamos una masa floja con 150 g de harina, 90 g de levadura y 150 cc de leche. Dejamos reposar por 1 hora cubierto con plástico (para que se forme la esponja).
  • 3 Colocamos la harina restante (850 g) en la mesa y la abrimos en forma de corona.
  • 4 Diluimos el azúcar y la sal en el huevo, las esencias y el ron. Vertemos este líquido en el centro de la corona. Mezclamos con cuidado y agregamos la manteca.
  • 5 Amasamos muy bien hasta que la masa sea bien suave. Hacemos un bollo y dejamos en reposo durante 20 min.
  • 6 Incorporamos los frutos secos, luego de los 20 min de reposo de la masa.
  • 7 Extendemos en forma de lámina la masa y colocamos la pasta preparada con las almendras, nueces y maníes mezclados con el dulce de leche repostero y unas gotas de ron.
  • 8 Arrollamos la masa en forma cilíndrica. Cortamos en forma longitudinal y armamos un “lazo” cuidando que el relleno quede hacia arriba.
  • 9 Colocamos el lazo armado en un molde tipo savarín enmantecado, uniendo bien las puntas. Dejamos fermentar hasta que doble su volumen.
  • 10 Pincelamos con una mezcla de huevo batido, azúcar blanca y ron.
  • 11 Cocinamos en horno precalentado a 160°C durante unos 25 a 50 min, según su tamaño.

?Qué te pareció esta receta? ¡Dejanos tu comentario!