Volver atrás

Preparación

  • 1 Hervimos el pollo en un caldo con zanahoria, puerro, cebolla, ajo y perejil.
  • 2 Cuando esté cocido, desmenuzamos. Retiramos el puerro y la zanahoria, y usamos el resto del caldo para elaborar tanto el relleno como la masa de las coxinhas.
  • 3 Ponemos a hervir la leche junto con el caldo de pollo, la manteca y la cúrcuma.
  • 4 Cuando comience a hervir, añadimos de a poco la harina hasta que la masa quede sólida, pero no excesivamente dura, revolviendo suavemente. Retiramos del fuego y dejamos enfriar la masa.
  • 5 Una vez fría, la colocamos en una superficie plana y amasamos hasta que no queden grumos.
  • 6 Armamos bolitas de tamaño mediano con las manos. Mojamos un dedo en aceite y hacemos un hueco en la masa.
  • 7 Colocamos un poco de pollo cocido con el jugo del caldo en el interior de la masa. Comenzamos a cerrar despacio de forma que la parte de arriba quede en forma de pico, para lograr la forma del muslo de pollo que caracteriza a las coxinhas brasileñas.
  • 8 Rebozamos las coxinhas una a una. Primero pasamos por una mezcla de agua, harina y sal. Después, por galleta molida.
  • 9 Freímos de a poco por vez en una sartén con aceite nuevo bien caliente. Apoyamos sobre papel absorbente y servimos caliente.

?Qué te pareció esta receta? ¡Dejanos tu comentario!